La Fiscalía General de Colombia anunció hoy que investigará una supuesta financiación de organizaciones paramilitares de la ultraderecha a la campaña presidencial de Álvaro Uribe en 2002, informó hoy la fiscal del caso, Elba Silva.

La apertura de esa causa se deriva de las denuncias del exjefe paramilitar José Gélvez, alias "el Canoso", uno de los lugartenientes del extraditado a Estados Unidos, Hernán Giraldo.

El mismo paramilitar denunció, asimismo, a Tomás y a Jerónimo, hijos de Uribe, por una serie de supuestas irregularidades en la concesión de una licencia para un proyecto de desarrollo turístico en el Parque Natural Tayrona, en el norte del país.

La fiscal Silva pedirá el testimonio de directivos de la campaña electoral del exgobernante (2002-2010), como el jefe de sistemas de esa empresa política, Rafael García.

Asimismo, pedirá el testimonio de Jorge Noguera, jefe de la campaña de Uribe en el departamento del Magdalena, exjefe del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y detenido por sus nexos con paramilitares.

"El Canoso" aseguró haber entregado 120 millones de pesos (unos 67.365 dólares) para la campaña de Uribe en el departamento del Magdalena, en cuyo territorio está localizado el Parque Tayrona.

Añadió que el dinero "se entregó en apoyo a la campaña y toda la votación del sector de La Machaca se le dio a Álvaro Uribe".

La fiscal también llamó a declarar a Euclides Gómez, exconcejal de Santa Marta, capital del departamento del Magdalena y al también exparamilitar Orlando Gil.

Los dos hijos de Uribe y algunos empresarios también deberán rendir testimonio ante la Fiscalía.

Según "el Canoso", fue "amigo personal" de los hijos del expresidente, a quienes conoció por medio del exconcejal de Santa Marta, Ignacio Rodríguez, extraditado a Estados Unidos por narcotráfico.

El representante a la Cámara Iván Cepeda ha denunciado los mismos hechos, lo que ha provocado reclamos de los Uribe y de su padre, quien consideró al parlamentario como un "sicario moral".

Cepeda señaló que "'el Canoso' dice en una grabación que los paramilitares Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40', Hernán Giraldo y su sobrino, lograron entrar en la concesión del Parque Tayrona a través de un socio en Santa Marta, negocio en el cual habrían participado también Tomás y Jerónimo Uribe".