Una jueza del condado de Miami-Dade (Florida) dictaminó que la nueva droga que quiere utilizarse en este estado para la ejecución de un reo por inyección letal, en sustitución de otra, es aceptable, informó hoy una fuente judicial.

La jueza Jacqueline Hogan Scola falló el miércoles que es improbable que el uso de pentobarbital en lugar de tiopental, que ya dejó de fabricarse, ponga al condenado en riesgo de padecer dolor y sufrimiento al inyectarle luego el cóctel mortal.

David Waisel, anestesiólogo del Children's Hospital de Boston, había señalado en una audiencia que la nueva droga que sustituye al tiopental no estaba suficientemente probada como para asegurar que el reo quede inconsciente antes de que se le suministren los otros dos fármacos letales.

Sin embargo, el fallo de Hogan, que será remitido al Tribunal Supremo de Florida, echa por tierra este dictamen médico.

El Tribunal Supremo de Florida aplazó el pasado 25 de julio la ejecución de Manuel Valle, de 61 años y de origen cubano, hasta el 1 de septiembre próximo, a causa de las dudas que despertaba la nueva sustancia.

Los abogados de Valle, quien fue sentenciado a morir por el asesinato de un policía en el condado de Miami-Dade en 1978, aseguran que el pentobarbital puede someter a un intenso sufrimiento y dolor al reo que se va a ejecutar.

"El uso del pentobarbital expone al reo a un extraordinario riesgo", comparado con la anterior droga, afirmó el citado médico, ya que, agregó, el fármaco primero se usa como sedante y su capacidad para conducir a la inconsciencia no está bien probada.

El pentobarbital, conocido también como "Nembutal", es usado hasta ahora en las ejecuciones con inyección letal en otros estados de Estados Unidos.

La ejecución de Valle estaba fijada para este martes pero fue aplazada hasta el 1 de septiembre a la espera de que la jueza Scola decidiera si era aceptable el uso de la nueva droga en dicho procedimiento.