Cohetes disparados por aviones no tripulados estadounidenses mataron el lunes a cuatro presuntos milicianos cerca de la frontera afgana, dijeron funcionarios de inteligencia paquistaníes.

Los funcionarios, que pidieron mantenerse anónimos, dijeron que los misiles cayeron el lunes en un automóvil en Nargusa, en el área de Waziristán del Sur.

Los funcionarios señalaron que los hombres eran milicianos paquistaníes, pero indicó que no pertenecían a la región fronteriza. Otros dos combatientes resultaron heridos en el ataque.

Estados Unidos dispara rutinariamente cohetes a los milicianos en el noroeste. Sin embargo Washington no admite la existencia de programa públicamente ni dice a quiénes ha matado, pero se cree que ataca a los milicianos que tratan de cruzar la frontera hacia Afganistán para combatir a las fuerzas de la OTAN y estadounidenses. Los ataques también son lanzados contra los combatientes de al Qaida que se ocultan en la región tribal a lo largo de la frontera.

El ataque del lunes es el primero con cohetes en Pakistán desde el 12 de julio.

El programa de la Agencia Central de Inteligencia es una fuente de tensión entre Estados Unidos y Pakistán, que ha protestado formalmente por los ataques de misiles y afirma que estos contribuyen a la militancia en la región.