Al menos 15 personas fueron detenidas hoy en el centro de Santiago de Chile, donde grupos de estudiantes levantaron barricadas, al comenzar un nueva jornada de las movilizaciones que universitarios y secundarios mantienen desde hace más de dos meses, informaron fuentes policiales.

Las manifestaciones se produjeron de forma simultánea en varios puntos de la ciudad, desde las 07.00 hora local (11.00 GMT), cuando los habitantes de la capital chilena comienzan a movilizarse hacia sus ocupaciones diarias y hay mayor congestión de vehículos en las calles.

Según las fuentes, los jóvenes se enfrentaron con los efectivos policiales y fueron dispersados con chorros de agua y bombas lacrimógenas.

En los incidentes fueron detenidos ocho hombres y seis mujeres menores de edad y una mujer mayor, dijo la Policía.

Los disturbios estallaron cuando se espera que este lunes el ministro chileno de Justicia, Felipe Bulnes, responda oficialmente a un documento con sus demandas que los dirigentes estudiantiles le entregaron el pasado jueves, en la primera reunión entre el Gobierno y los jóvenes desde que comenzaron las movilizaciones, el pasado mayo.

Desde entonces ha habido varias marchas multitudinarias, centenares de liceos y universidades se mantienen ocupados por sus alumnos y las autoridades han advertido sobre una eventual pérdida del año escolar.

Los estudiantes, además de reivindicaciones puntuales, demandan principalmente una educación gratuita y de calidad, que sea garantizada y administrada por el Estado, rebaja de intereses en los créditos universitarios, prohibición del lucro en el sector y la reconstrucción de establecimientos destruidos o dañados por el terremoto de 2010.

Para reforzar las demandas, una treintena de alumnos secundarios mantienen actualmente una huelga de hambre, algunos de ellos desde hace dos semanas.

En un adelanto de la respuesta que debe dar el ministro, el presidente Sebastián Piñera anunció el domingo cambios constitucionales par garantizar una educación de calidad, además de reiterar la necesidad de que terminen los paros

"Los tiempos de las marchas y las protestas ya cumplieron su rol, el mensaje ya está puesto en el corazón de la sociedad chilena", dijo Piñera al visitar una pequeña localidad de la región de O'Higgins, al sur de Santiago.

El portavoz del Gobierno, Andrés Chadwick, dijo que el Ejecutivo no va a permitir actos que alteren el orden público, como las barricadas de la mañana de este lunes, "que interrumpen y perjudican en horas fundamentales que los santiaguinos puedan desplazarse y llegar a sus oficinas y lugares de trabajo".

En declaraciones a Radio Cooperativa, Chadwick también aseguró que el Gobierno intervendrá "cuando llegue el momento" en la huelga de hambre que mantiene un grupo de alumnos secundarios.

"Este Gobierno no va a permitir que ningún chileno ni chilena, cualquiera sea su edad y más especialmente cuando se trate de jóvenes y de niños, afecten su salud a través de una huelga de hambre, así que llegado el momento, el Gobierno sí va a intervenir", precisó.