Al menos cinco personas murieron hoy y otras diecisiete resultaron heridas en un enfrentamiento y en varios ataques en diversas zonas de Irak, informó a Efe una fuente del Ministerio del Interior iraquí.

Según la fuente, tres civiles perdieron la vida esta madrugada y cuatro mujeres y dos niños sufrieron heridas en un confuso intercambio de disparos en el que estuvo implicada una fuerza mixta de soldados iraquíes y estadounidenses en la aldea de Al Raqiaat, en la provincia de Salahedin, al norte de Bagdad.

El enfrentamiento estalló cuando uno de los habitantes de la localidad escuchó voces en un campo agrícola cercano y disparó al aire para alertar a sus paisanos del probable peligro de grupos armados.

Poco más tarde, las tropas iraquíes y estadounidenses, que llegaron a la zona en helicópteros, respondieron en dirección a la zona de donde había salido el disparo, y los aldeanos, presos del pánico, abrieron fuego sin darse cuenta de la presencia de soldados debido a la oscuridad y al corte del suministro eléctrico.

La misma fuente informó de que un policía murió y un miliciano de un Consejo de Salvación -milicia tribal suní progubernamental- resultó herido en un ataque de un grupo armado en la zona de Al Katon, a unos 10 kilómetros de Baquba, al noreste de la capital.

Asimismo, un hombre falleció y uno de sus hijos sufrió heridas por la explosión de una bomba en su casa, situada en la ciudad de Al Tayi, al norte de Bagdad.

También, al menos seis civiles sufrieron heridas por el estallido de un artefacto cerca de un mercado popular en una aldea ubicada a unos 112 kilómetros al norte de Baquba, mientras que otros tres resultaron heridos por los disparos de un grupo armado contra una fábrica, a unos 50 kilómetros al este de esa localidad.