El Gobierno de EE.UU. acusó hoy de poseer "un artefacto destructivo y no registrado" a un soldado estadounidense detenido el jueves en Texas, donde presuntamente planeaba un atentado contra la base militar de Fort Hood.

Nasser Jason Abdo, de 21 años, se enfrenta a una posible sentencia de hasta 10 años en prisión y una multa de 250.000 dólares, según informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

El sospechoso compareció hoy en un tribunal en Waco (Texas), donde el fiscal federal John E. Murphy y un agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Cory B. Nelson, presentaron el cargo, el único federal por el momento contra él.

Abdo se negó a ponerse en pie cuando el juez le instó a ello, y cuando terminó la audiencia, abandonó la sala al grito de "Nidal Hasan Fort Hood 2009".

Nidal Malik Hasan es el presunto autor de la masacre de Fort Hood del 5 de noviembre de 2009, que dejó 13 muertos y decenas de heridos en la base, donde se concentran los soldados que van a ser desplegados en Afganistán e Irak.

Según la acusación presentada hoy por el Departamento de Justicia, Abdo pretendía "construir dos artefactos destructivos, con el fin de detonarlos dentro de un restaurante no especificado que frecuentan los soldados de Fort Hood".

Para ello, se había hecho con un artículo llamado "Fabrica una bomba en la cocina de tu mamá" y componentes para elaborar bombas, entre ellos seis botes de pólvora inodora, cartuchos, perdigones, dos relojes, un taladro eléctrico y dos ollas a presión.

Todos ellos fueron hallados en el registro de su habitación de motel a unos 5 kilómetros de distancia de Fort Hood, donde los agentes también encontraron una pistola de calibre 40 y munición, de acuerdo con el comunicado.

Al igual que el acusado en la matanza de 2009, Abdo se negó a ser enviado a la guerra por sus creencias musulmanas, y se declaró objetor de conciencia para evitar ir a Afganistán en 2010.

El soldado, que trabajaba en la base militar de Fort Campbell (Kentucky), abandonó su destacamento el pasado 4 de julio después de ser acusado de poseer pornografía infantil, y no fue visto hasta el miércoles, cuando le descubrieron comprando armas en una tienda de la localidad de Killeen, cercana a Fort Hood.