Intensos combates estallaron el jueves en la capital de Somalia cuando fuerzas de paz de la Unión Africana lanzaron una ofensiva para proteger los esfuerzos contra la hambruna de los ataques de extremistas, indicaron las autoridades.

Al menos seis personas murieron y 39 quedaron heridas, incluyendo 19 efectivos de paz de la UA.

Al-Shabab, el principal grupo de milicianos en Somalia, envió 300 combatientes de refuerzo a Mogadiscio en los últimos días, dijo el teniente coronel Paddy Ankunda, portavoz de la fuerza de paz. El grupo tiene vínculos con al-Qaida.

Ankunda dijo que la fuerza de la UA cree que al-Shabab intenta impedir que la ayuda llegue a las decenas de miles de refugiados por la hambruna que han arribado a Mogadiscio este mes.

Los extremistas de al-Shabab ya han matado a hombres que intentaron escapar de la hambruna junto con sus familias, bajo el argumento de que es mejor morir de inanición que aceptar ayuda de Occidente. El Programa Mundial de Alimentos de la ONU dice que no puede llegar a los 2,2 millones de personas que requieren ayuda en las áreas controladas por extremistas en el sur de Somalia debido a la inseguridad.

Ankunda indicó que fuerzas de la UA habían realizado una "breve operación ofensiva táctica" el jueves en Mogadiscio.

"Esta acción incrementará la seguridad... y asegurará que las agencias de ayuda puedan seguir operando con el fin de llevarle suministros vitales a los desplazados internos", afirmó Ankunda en un comunicado.

"Estamos preocupados por los ataques temerarios de los extremistas, dadas las actividades de ayuda humanitaria que se están llevando a cabo", señaló.

Ankunda dijo que la decisión de al-Shabab la semana pasada de rescindir la autorización que permitía a los grupos de ayuda operar en áreas que los milicianos controlan le ha denegado a cientos de miles de somalíes el acceso a la ayuda alimentaria.

El portavoz señaló que la Misión de la Unión Africana en Somalia, conocida como AMISOM, mantendrá informadas a las organizaciones humanitarias de sus operaciones futuras con el fin de limitar el impacto sobre los esfuerzos de ayuda.

Un funcionario médico en el aeropuerto de Mogadiscio dijo que los efectivos heridos iban a ser evacuados a Nairobi, la capital de la vecina Kenia, para ser atendidos. Habló a condición de guardar el anonimato porque no está autorizado a declarar a la prensa.

La sequía ha creado un triángulo de hambre donde confluyen las fronteras de Etiopía, Kenia y Somalia. Las Naciones Unidas creen que decenas de miles de personas han muerto en territorio somalí en zonas bajo control de rebeldes islamistas vinculados a al-Qaida.

___

El corresponsal de The Associated Press Abdi Guled contribuyó con este despacho desde Mogadiscio.