El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo hoy que su propósito de cara a la reforma de la Justicia es "restablecer" la armonía y el equilibrio que, según el mandatario, "de alguna forma se ha perdido" en el pasado en las relaciones entre las altas cortes y el Ejecutivo.

"Mi propósito es restablecer una armonía que en cierta forma se ha perdido, restablecer el equilibrio que en cierta forma se había perdido", declaró hoy Santos durante la toma de posesión del nuevo magistrado del Consejo Superior de la Judicatura José Agustín Suárez Alba.

El presidente hizo así alusión a las tensas relaciones que mantuvieron los poderes Judicial y Ejecutivo en el anterior Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), durante el cual el exmandatario hizo reclamos públicos a los integrantes de las altas cortes que éstos nunca quisieron responder.

Desde la llegada al poder de Santos, hace casi un año, la reforma de la Justicia ha sido una materia de interés prioritario, y en ese camino el Gobierno ha tomado una serie de decisiones encaminadas a modificar la organización judicial del país.

En agosto de 2010 el Gobierno retiró la ley impulsada por Uribe para que el Ejecutivo designara al Fiscal General de la Nación, después de varios enfrentamientos por la negativa de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a las propuestas de candidatos que presentaba el expresidente.

La elección del Fiscal General se saldó en enero de 2011 con el nombramiento de Viviane Morales después de 16 meses de interinidad, tiempo durante el que se acumuló un importante número de investigaciones pendientes consideradas sensibles.

Santos también restableció a primeros de julio el Ministerio de Justicia, que había sido eliminado por Uribe y fusionado con la cartera de Interior.

Este ministerio, liderado por su titular, Juan Carlos Esguerra, busca, según Santos, "restablecer (...) esa comunicación fluida y necesaria entre las Cortes y el Gobierno".

"Llevamos ya algún tiempo en esta discusión, tratando de ver en qué punto se pueden poner de acuerdo las Cortes con el Gobierno y el Gobierno con otros sectores de la sociedad. A todos nos animan las mejores intenciones: tener la mejor justicia posible", subrayó Santos.

El objetivo de la reforma de la Justicia en Colombia es descongestionar los juzgados, crear mayores recursos para la rama judicial y definir el futuro del Consejo Superior de la Judicatura.

Para ello, Santos anunció que en la primera semana de agosto tiene previsto presentar un proyecto definitivo del Gobierno ante el Congreso, escenario donde será debatida la reforma y al que llegará asimismo un boceto elaborado por la CSJ.