Lluvias torrenciales provocaron el miércoles deslizamientos de tierra por toda la capital de Corea del Sur y en un pueblo del norte, causando por lo menos 32 muertes, entre ellos 10 universitarios que realizaban trabajo voluntario.

Los universitarios, que murieron en el deslizamiento ocurrido la madrugada, se habían hospedado en una cabaña en Chuncheon, a unos 110 kilómetros (68 millas) al noreste de la capital, Seúl, cuando el aluvión de lodo y escombros los aplastó, informó Byun In-soo, de la estación de bomberos de la localidad.

Entre los muertos también está una pareja de casados y el dueño de una tienda de conveniencia, informó Lee Ju-hee, de la estación de bomberos de Chuncheon.

Unos 500 rescatistas trabajan para rescatar a gente atrapada bajo el lodo y escombros. Al menos 24 personas resultaron heridas y muchos edificios fueron destruidos.

Al sur de Seúl murieron seis personas cuando un derrummbe de lodo arrasó áreas residenciales al pie de una montaña, dijo Lee Sun-myeong, un funcionario de la ciudad. Los muertos no han sido identificados y un niño está desaparecido.

Corea del Sur se ha visto afectada por fuertes lluvias en la última semana y en Seúl han caído más de 400 milímetros (15 pulgadas) en sólo 17 horas desde el martes en la tarde. En Chuncheon ha caído más de 250 milímetros (10 pulgadas) de lluvia en los últimos dos días.

La Administración Meteorológica Coreana informó que otros 250 milímetros (10 pulgadas) podrían caer de aquí al viernes en el norte del país, incluyendo Seúl, donde hubo inundaciones por las lluvias.

El agua lodosa que iba a gran velocidad llenó las calles de Seúl el miércoles, con la gente trepando a los techos de sus vehículos parcialmente sumergidos. El agua llenó algunas estaciones del metro y salía a borbotones de las alcantarillas.

Unas 800 casas se inundaron, de acuerdo con autoridades de desastres de la ciudad que se negaron a dar su nombre debido a políticas oficiales. No se reportaron muertes. La fuente agregó que 23 caminos estaban cerrados en la ciudad.

La televisora local mostró a personal de rescate varado en laderas. Otro alud ocurrió en una montaña al sur de Seúl, anegando un camino cerca de un vecindario. No se reportaron heridos de inmediato.

La Policía Metropolitana de Seúl emitió una alerta de emergencia de tráfico y movilizó a más policías para enfrentar los problemas causados por las lluvias torrenciales.

En Chuncheon, la televisión mostró a un pueblo lleno de escombros. Los rescatistas llevaban en camilla a una persona aturdida y cubierta en lodo de los pies a la cabeza. Otros, también cubiertos en barro, iban cojeando hacia las ambulancias mientras los rescatistas utilizaban palas para remover el lodo y máquinas excavadores retiraban los escombros grandes.

___

Los periodistas de Associated Press So Yeon Kwon y Hyung-jin Kim contribuyeron con este reporte.