Al menos cuatro personas, entre ellas dos policías, murieron hoy y otras tres resultaron heridas en distintos ataques en Irak, dijeron a Efe fuentes del Ministerio del Interior iraquí.

Las fuentes explicaron que dos personas fallecieron y otros dos agentes de los servicios de seguridad resultaron heridos por el estallido de un artefacto explosivo en la ciudad de Ramadi, capital de la provincia de Al Anbar, al oeste de Bagdad.

La explosión ocurrió en la zona de Al Jamsa Kilo, en el sur de Ramadi, afirmaron las fuentes y agregaron que entre los muertos se encuentra un policía.

En otro ataque, un policía de tráfico murió por disparos de insurgentes que viajaban en un vehículo y que utilizaron pistolas con silenciadores en el sureste de Bagdad.

En la localidad de Beni Saad, 20 kilómetros al suroeste de Baquba, capital de la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad, una persona perdió la vida y su hermano resultó herido por la explosión de una bomba al paso del coche en el que viajaban.

Por otro lado, trece personas buscadas por la Justicia iraquí fueron detenidas en dos operaciones llevadas a cabo por fuerzas estadounidenses-iraquíes conjuntas en Diyala.