El mandatario electo de Perú, Ollanta Humala, condenó hoy a través de una nota de prensa los atentados registrados el pasado viernes en Noruega y expresó sus condolencias a los familiares de las más de 90 víctimas mortales registradas.

Humala, quien asumirá la presidencia de Perú el próximo 28 de julio, hizo votos para "el pronto restablecimiento de la calma en Noruega, y que retorne la paz a esta nación, que nunca antes había sufrido este tipo de violencia.

Hasta el momento hay un solo detenido como responsable de las muertes, un noruego de 32 años de tendencias ultraderechistas, quien fue detenido por la policía en la isla de Utøya, a 40 kilómetros de la capital noruega, el principal exponente de lo que el primer ministro, Jens Stoltenberg, calificó de "peor tragedia desde la Segunda Guerra Mundial" para el país.