El magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, Orlando Fierro, suspendió hoy hasta el próximo martes 26 la audiencia del juicio contra el exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, acusado de otorgar millonarios recursos a ricos hacendados sin cumplir con los requisitos.

Fierro aseguró que la decisión fue adoptada ante las numerosas pruebas aportadas por la fiscal general colombiana, Vivian Morales, y por lo complejo del proceso.

"Ante la cantidad de elementos, los materiales de prueba que se han puesto presente, tanto por la señora Fiscal como por la defensa", es prudente "suspender el acto (diligencia)", señaló Fierro.

Esta es la segunda vez que el magistrado suspende la diligencia. La primera fue el jueves.

Durante el transcurso de la audiencia de imputación de cargos, el procurador Delegado en el proceso, Aíder Patiño, dijo que estaba de acuerdo con la Fiscalía que pidió que Arias fuera detenido por los delitos de "peculado por apropiación y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales".

En su acusación, la fiscal Morales endilgó al exministro conservador la utilización del programa Agro Ingreso Seguro (AIS), que manejaba su cartera, como plataforma política para su aspiración presidencial en las elecciones de 2010.

Consideró, igualmente, que el acusado "es un peligro para la comunidad".

El pasado martes, el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, lo destituyó retroactivamente y lo inhabilitó por 16 años para ejercer cargos púbicos, lo que en la práctica significa "su muerte política".

Arias fue ministro de Agricultura durante seis de los ocho años de Gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010) y fue uno de los creadores del programa gubernamental Agro Ingreso Seguro que tenía como fin preparar a productores rurales en riesgo por el Tratado de Libre Comercio (TLC) de Colombia con Estados Unidos.

Sin embargo, una gran parte de los subsidios de AIS fue a manos de grandes hacendados de la costa norte, como las familias Dávila y Vives Lacouture, así como a reinas de belleza y familiares de altos cargos del Estado.

El Ministerio Público, además de tomar medidas contra Arias, sancionó a otros diez exfuncionarios con inhabilitaciones y destituciones de entre un mes y trece años.

Por este mismo escándalo de entrega irregular de millonarios subsidios para el campo, cinco exfuncionarios del Ministerio de Agricultura fueron ya enviados a la cárcel durante el pasado mes de abril por orden de la Fiscalía.