El procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, destituyó hoy de manera retroactiva e inhabilitó por 16 años para ejercer cargos públicos al exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias debido a irregularidades en la entrega de subsidios agrarios no reembolsables.

Ordóñez, que hizo una lectura pública de la sanción, consideró a quien fue titular de Agricultura durante seis de los ocho años de Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010) responsable de cuatro cargos, tres de ellos por falta gravísima y uno grave.

En un comunicado, Arias señaló que acata con "tranquilidad y humildad" la decisión de la Procuraduría, pese a que considera que se le sanciona "por un proyecto que fue correcta y honorablemente planeado por el equipo del Ministerio de Agricultura".

"La trampa de unos pocos particulares no puede ser mérito para sancionar a un ministro y a un equipo honrado", sostuvo Arias, quien adelantó que "si es el caso" recurrirá la sanción ante el Tribunal Contencioso Administrativo.

El Ministerio Público responsabilizó a Arias de intervenir en convenios especiales de cooperación científica y tecnológica con omisión de estudios previos, y aprobar convocatorias públicas de riego y drenaje sin contar con factores de evaluación precisos y claro.

Asimismo, de celebrar convenios con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (Iica) prescindiendo de los procesos de licitación que ordena la ley.

La Procuraduría también lo responsabilizó de exceder los topes de gastos administrativos y de operación del programa gubernamental Agro Ingreso Seguro (AIS), creado por el gabinete del propio Arias para preparar a productores rurales en riesgo por el Tratado de Libre Comercio (TLC) de Colombia con Estados Unidos, aun no ratificado.

Una investigación demostró que una gran parte de los subsidios de AIS fue a parar manos de grandes hacendados de la costa norte del país, así como a reinas de belleza y familiares de altos cargos del Estado.

Además de Arias, el Ministerio Público sancionó a otros diez exfuncionarios con inhabilitaciones y destituciones de entre un mes y trece años.

Entre ellos se encuentran el extitular de Agricultura Andrés Fernández, sucesor de Arias, y el exviceministro Juan Camilo Salazar, sancionados por 11 años.

La decisión afectó también al exdirector del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) Rodolfo Campo Soto, inhabilitado por 13 años.

Por este mismo escándalo de entrega irregular de millonarios subsidios para el campo, conocido en Colombia como el de "Agro Ingreso Seguro", cinco exfuncionarios del Ministerio de Agricultura fueron ya enviados a la cárcel durante el pasado mes de abril por orden de la Fiscalía.