El empresario nicaragüense Henry Fariñas que sobrevivió al atentado en que murió el cantautor argentino Facundo Cabral, de 74 años, fue dado de alta del hospital y se encuentra bajo protección de la policía guatemalteca en un sitio desconocido.

El jefe de la fiscalía de delitos contra la vida, Ricardo Guzmán, declaró el martes que Fariñas salió el lunes por la noche del hospital, de donde lo sacaron familiares.

"En este caso Fariñas es una de las víctimas, según la prueba científica es contra quién iba dirigido el ataque, si él no aportó mayores datos a la investigación nuestra tarea es averiguar la verdad" dijo el fiscal Guzmán.

Informó que el empresario nicaragüense rindió su declaración, pero declinó dar detalles por considerar que son parte de la investigación. Guzmán explicó que Fariñas no es guatemalteco y por el momento no tiene ningún impedimento para salir del país.

El Ministro de Gobernación Carlos Menocal confirmó que Fariñas, de 42 años, salió del hospital. "El Ministerio Público nos ha pedido seguridad y acompañamiento para el empresario, particularmente perimetral, (por lo cual) donde se encuentra tiene seguridad de fuerzas especiales, (que) están con él desde anoche" dijo.

Fariñas y Cabral fueron atacados el 9 de julio por desconocidos cuando se dirigían rumbo al Aeropuerto La Aurora donde Cabral tomaría un vuelo.

Según las autoridades, el ataque iba dirigido a Fariñas. El Ministerio Público ha dicho que el ataque fue ordenado por un ciudadano centroamericano, a quien ahora buscan y solamente ha sido identificado por las autoridades nicaragüenses como "Alejandro" alias "El Palidejo".

Un informe emitido por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses solicitado por el Ministerio Público detalló que Fariñas tenía en su cuerpo seis impactos de bala.

El abogado Telésforo Guerra dijo a la AP que visitó a Fariñas cinco días después del ataque. "Lo fui a visitar cuando estaba herido, platicamos, su hermana me fue a buscar diciéndome que él quería que yo lo asistiera, él estaba preocupado porque pensaba que lo estaban sindicando de algo, pero yo le dije que consideraba que él era la víctima, que no lo podían sindicar de nada" dijo.

Guerra defendió al ex presidente Alfonso Portillo en un proceso por lavado de dinero del que salió absuelto. Ha actuado en varios otros procesos de alto impacto dentro del ámbito del derecho guatemalteco.

El abogado describió que Fariñas tuvo una cirugía que le dejó una cicatriz en todo el torso, que cuando lo vio no podía moverse pero si hablar un poco.

"Él me dijo que le sorprendió el ataque y que no sabía de donde venía, me contó que era amigo de Facundo Cabral desde hacía varios años y que ya lo había llevado en otra ocasión a dar un concierto en Nicaragua" expresó el abogado.

Indicó que decidieron que no lo asesoraría debido a la cargada agenda de trabajo del jurista.

El Ministerio Público y el Ministerio de Gobernación informaron 72 horas después del ataque sobre la captura de Elgin Enrique Vargas Hernández de 35 años y Wilfred Allan Stokes Arnold de 29 años, sindicándolos de ser los pistoleros que lo ejecutaron.

La fiscal general Claudia Paz ha dicho que aún faltan por capturar a otros dos sicarios. Uno más identificado como B.C.C., integrante de la banda, se ha convertido en testigo protegido del Ministerio Público.