Rebekah Brooks, exconsejera delegada en el en el Reino Unido de News International, del magnate Rupert Murdoch, quedó en libertad bajo fianza en la madrugada del lunes tras ser interrogada durante más de 12 horas por la Policía Metropolitana de Londres (Scotland Yard).

Brooks deberá comparecer ante la policía londinenses a finales de octubre, dice un comunicado de Scotland Yard, que la interrogó sobre supuestas interceptaciones ilegales de teléfonos y sobornos a policías cuando dirigió entre el 2002 y enero del 2003 el tabloide "News of the World" (2002-2003), perteneciente a News International.

Brooks dimitió el viernes pasado como consejera delegada de News International, rama británica del imperio Murdoch que engloba los diarios "The Sun" y "The Times", así como un 39 por ciento del canal de televisión BSkyB.

La periodista, de 43 años y característica melena pelirroja, renunció el mismo día en que le fue comunicado que debía presentarse en comisaría este domingo aunque, según un portavoz, su detención le "tomó por sorpresa", pues se presentó en comisaría con la intención de colaborar con la policía en la investigación.

Rebekah Brooks justificó su renuncia en la necesidad de facilitar una salida a la crisis ante las intensas críticas recibidas, que consideraron una posible causa de distracción.

El escándalo del espionaje de teléfonos móviles de famosos, periodistas y gente corriente por parte del "News of the World", llevado a cabo aparentemente de forma sistemática durante años, se ha convertido ya en una espiral cuyo fin no se aventura.

Este martes comparecerán ante un comité del Parlamento británico Rupert Murdoch y su hijo James, presidente de su imperio en Europa, para dar cuentas de lo sucedido.

Estaba previsto que los acompañe Rebekah Brooks, si bien su detención y puesta en libertad hace menos probable que dentro de dos días esté en la Cámara de los Comunes, según admitieron varios diputados.

La periodista, cercana al primer ministro británico, David Cameron, es sospechosa de aprobar escuchas ilegales y pagar sobornos a policías para obtener exclusivas del "News of the World" cuando lo dirigió desde 2000 a enero de 2003.

El detonante del actual escándalo fue la divulgación, el pasado día 4, que durante su mandato, en 2002, uno de los móviles interceptados fue el de una niña asesinada, lo que desencadenó una ola de indignación en el Reino Unido que ha llevó al cierre del "News of the World" y la renuncia de Murdoch a adquirir la totalidad del canal de televisión BSkyB.

También le ha costado el puesto, además de a Rebekah Brooks, a Les Hilton, presidente de la agencia estadounidense Dow Jones y editor del diario "The Wall Street Journal", quien dimitió el viernes.