La Organización de Estados Americanos (OEA) expresó hoy dudas al Tribunal Electoral de Bolivia sobre la libertad de expresión, el derecho al voto nulo y la falta de fiscalización de las elecciones de los máximos magistrados del país, previstas para el 16 de octubre próximo.

Las preocupaciones fueron transmitidas hoy al presidente del organismo electoral, el oficialista Wilfredo Ovando, por el enviado especial de la secretaría general de la OEA, el exministro chileno Enrique Correa.

Tras la reunión, Correa dijo en una rueda de prensa que a la OEA le preocupa que no haya fiscalización en las mesas electorales el día de la votación, con la disculpa, según le dijo Ovando, de que no son comicios "partidistas" y por tanto no corresponde que haya delegados de los partidos políticos.

"Hemos dicho que el Tribunal Electoral es soberano para ver cómo estructura un modo de fiscalización de mesas, pero que todas las mesas requieren de una fiscalización independiente que garantice su buen funcionamiento", dijo Correa.

La oposición boliviana ha calificado los comicios de octubre de montaje del presidente Evo Morales para acaparar el poder judicial, tras dominar el Ejecutivo, el Legislativo y el órgano electoral.

La OEA pidió a Ovando que "la prensa tenga completa libertad de informar sobre el proceso", como ha ocurrido, según dijo, en la preselección de los candidatos en la Asamblea Legislativa, que concluyó hoy.

Varias organizaciones de medios y de periodistas han denunciado en los últimos meses que las normas electorales aprobadas por el oficialismo violan la libertad de expresión y obstaculizan el trabajo de la prensa.

La OEA también tiene dudas sobre la prohibición de las campañas por el voto nulo, que promueve la oposición con el argumento de que el oficialismo, con mayoría en el parlamento, impuso candidatos afines al presidente Evo Morales.

"Es un tema sobre el que existen legítimas dudas. Lo estamos analizando y va a permanecer en la agenda de diálogo entre el Tribunal Electoral y la misión observadora de la OEA", agregó Correa.

El Parlamento concluyó hoy la preselección de 125 candidatos a los 56 cargos de magistrados de los máximos tribunales de justicia, en medio de polémicas y acusaciones por una supuesta imposición de candidatos afines al Gobierno.

La OEA, la Cancillería boliviana y el Tribunal Electoral afinan detalles de dos convenios para que los observadores del organismo puedan comenzar a operar oficialmente.

Correa señaló que una vez listos esos documentos, se hará cargo de la misión su jefe titular, el expresidente panameño Martín Torrijos, cuya llegada a Bolivia está anunciada para las próximas semanas.

Ovando, por su parte, no descartó que otras entidades y países envíen misiones para observar los comicios de octubre.