El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, calificó hoy como "una ofensa gravísima" contra la Iglesia católica nicaragüense la "misa revolucionaria" con que el Frente Sandinista anunció que celebrará el 32 aniversario de la caída de la dictadura de los Somoza, el próximo martes, 19 de julio.

En declaraciones a Efe, el religioso sostuvo que la primera dama nicaragüense y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno, Rosario Murillo, que hizo ese anuncio, se pasa "de lo aceptable".

"Está tocando algo muy sagrado. La señora Murillo ofende gravemente a la Iglesia católica y a la gran mayoría del pueblo de Nicaragua", señaló Báez.

Murillo, que ejerce el 50 % del poder en Nicaragua delegado por el presidente del país, Daniel Ortega, anunció el miércoles pasado que los sandinistas celebrarán el 32 aniversario de la caída de la dictadura de los Somoza, con una "gran misa revolucionaria" y llenándose del "dios de los pobres".

"Para los católicos, la misa y la Eucaristía es el acto más santo y sagrado que hay. Cristo se hace presente en medio de nosotros. No se le puede llamar misa y Eucaristía a la concentración de un partido político", criticó el obispo.

El religioso dijo que, de ser necesario, la Conferencia Episcopal de Nicaragua se pronunciará en torno a ese tema.

Según declaraciones que publicó esta semana el portal gubernamental El 19, Murillo calificó como una "gran misa revolucionaria" la concentración del 19 de julio, prevista para las 16.00 hora local (22.00 GMT), en la Plaza de la Fe, Juan Pablo II.

"Ese acto del 19 de julio de todos los años es como una gran misa. Dios me perdone si a alguien ofendo, pero eso es. Nosotros vamos a una misa revolucionaria, vamos a cantar, a llenarnos del dios de los pobres, de amor al prójimo", señaló Murillo.

Los sandinistas también celebrarán en esa fecha el 50 aniversario de su fundación.

Por otro lado, dirigentes del llamado partido de Resistencia Liberal Somocista (PRLS), de reciente creación y sin personalidad jurídica, expresaron hoy su respaldo a la candidatura presidencial de Ortega, quien buscará la reelección en los comicios de noviembre próximo.

El mandatario nicaragüense lidera todas las encuestas de intención de voto para las elecciones del 6 de noviembre, en las que 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir al presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlamento Centroamericano.

La Constitución de Nicaragua prohíbe la reelección presidencial sucesiva, pero Ortega logró optar a un segundo mandato consecutivo luego de que magistrados sandinistas de la Corte Suprema de Justicia declararan inaplicable esa norma.

El 19 de julio es un día de asueto y fiesta nacional en Nicaragua decretado en 1980 durante el primer Gobierno sandinista para recordar el derrocamiento de la dinastía de los Somoza (1937-1979).