Luego de disfrutar de un poco de tiempo libre el jueves, la tripulación del último transbordador espacial despertó para lidiar con una segunda falla informática en el Atlantis.

Los astronautas cambiaron a otra de las cinco computadoras principales y la NASA dijo que el transbordador estaba en "condiciones estables sin preocupaciones sobre la seguridad de la tripulación". Una computadora también falló el domingo.

La tripulación se había ido a dormir el jueves por la tarde, pero el Centro de Control de la Misión los despertó tan solo una hora y media después por la falla en la computadora. La NASA indicó que resolverían el problema el viernes.

La falla del domingo ocurrió justo después de que el transbordador se acopló con la Estación Espacial Internacional. Los ingenieros dijeron que el problema probablemente fue causado por la desconexión de un interruptor.

La red computacional de revisión y balance provee redundancia durante la mayor parte de las fases críticas de la misión y será necesaria cuando el Atlantis aterrice la próxima semana para terminar con los 30 años de la era de transbordadores.

Hasta el jueves, la carga de trabajo en órbita había sido tan intensa que los cuatro astronautas habían tenido sólo momentos fugaces para asombrarse del lugar en donde estaban, dijo el astronauta Rex Walheim en una serie de entrevistas televisivas.

El viernes por la tarde, los 10 astronautas a bordo del Atlantis y la Estación Espacial tomarán otro descanso para recibir una llamada telefónica del presidente Barack Obama.

___

En línea:

NASA: http://www.nasa.gov/shuttle