No se puede fabricar coñac en Filandia. Y eso es todo.

La Corte de Justicia de la Unión Europea falló el jueves que una empresa finesa llamada Gust. Ranin Oy no puede usar la palabra coñac en su aguardiente llamado popularmente konjakki, porque engañaría a los consumidores.

La elaboración del coñac exige cierto tipo de uva, el uso de un alambique tradicional y la destilación debe haber sido completada para el 31 de marzo tras la cosecha. Además, debe ser envejecido en barricas hechas con un tipo particular de roble y solamente en instalaciones autorizadas por la Oficina Nacional Interprofesional de Coñac — la parte ganadora en este pleito.

Empero, lo más importante es la geografía: Si la bebida no es elaborada en una zona específicamente delimitada en torno a la aldea occidental francesa de Coñac, no puede ser utilizado ese nombre.

.