El comandante de la misión de la OTAN en Libia, el teniente general canadiense Charles Bouchard, dijo hoy que Muamar el Gadafi ha ordenado a sus tropas destruir refinerías y otras instalaciones antes de que caigan en manos de fuerzas rebeldes.

Pero Bouchard negó, durante una conferencia telefónica con medios de comunicación basados en Canadá, tener conocimiento de supuestos planes de Gadafi para destruir totalmente Trípoli si pierde el control de la capital libia.

"No tengo conocimiento de ningún plan de la magnitud que menciona", dijo Bouchard.

La pregunta a Bouchard se produce después de que Mijail Margelov, el enviado ruso a África, declarase al periódico ruso "Izvestia" que el régimen libio tiene planes para destruir Trípoli con una descarga masiva de misiles si las fuerzas rebeldes se hacen con la capital libia.

"Lo que puedo decir es que el régimen de Gadafi ha ordenado a sus fuerzas destruir ciertas instalaciones, como refinerías, a medida que se repliegan", explicó Bouchard.

Sin embargo, Bouchard insinuó que Gadafi está empezando a perder las tropas que todavía son fieles a su régimen.

"Vemos a sus generales rindiéndose, a sus tropas abandonando sus puestos, y hay que considerar todos estos aspectos", explicó.