China ordenó el miércoles a ConocoPhillips detener inmediatamente la producción en dos plataformas en sus costas diciendo que los recientes derrames no han sido completamente controlados.

La Administración Oceánica quiere que la empresa elimine completamente cualquier riesgo de fugas después de que fueron encontrados derrames de la plataforma B y C del campo petrolero Penglai 19-3, que es operado por subsidiaria en China de ConocoPhillips, con sede en Houston.

La oficina informó que la vigilancia vía satélite e inspecciones detectaron petróleo cerca de plataformas y había señales de que podrían ocurrir más fugas.

La semana pasada, ConocoPhillips China, que está asociada con la empresa estatal China National Offshore Oil Corp., para explotar el campo Penglai, informó que habían sido limpiados los dos derrames del mes pasado que cubrieron una extensión de 840 kilómetros cuadrados (324 millas cuadradas).

Conoco informó el miércoles que las cantidades de petróleo, "no más que litros por día", continúan goteando de una falla ocurrida naturalmente cerca de la plataforma B.

Dijo que operaciones finales de limpieza se llevan a cabo cerca de la plataforma C, donde "rastros" de petróleo y burbujas de gas se siguen observando desde el piso marino.

Conoco calcula que se derramaron entre 1.500 y 2.000 barriles de petróleo y fluidos derivados del crudo, los cuales no han alcanzado la costa y nadie ha resultado herido, según la petrolera estadounidense.

El martes, China reportó un nuevo aunque pequeño derrame en la bahía de Bohai en otro campo operado por CNOOC.