Seis civiles murieron a causa de un ataque de las tropas internacionales en la provincia de Khost, en el este de Afganistán, informó hoy a Efe una fuente oficial afgana.

Según el portavoz del gobernador provincial de Khost, Mubraz Mohamed Zadran, soldados de la misión de la OTAN realizaron una incursión nocturna en la capital provincial -llamada también Khost-, entraron en diversas viviendas y acabaron con la vida de seis civiles, entre ellos una mujer.

La misión de la OTAN en el país centroasiático ha desmentido que los fallecidos fueran civiles.

Un portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, Tim James, confirmó a Efe el incidente armado, pero precisó en que las seis personas muertas eran militantes pertenecientes a la red yihadista Haqqani.

"Un contingente de tropas internacionales y afganas comandado por la OTAN realizó una incursión en la localidad de Khost y mató a seis insurgentes en el ataque", explicó el portavoz de la ISAF.

James añadió que las tropas abatieron a una "mujer insurgente" que disparó contra las tropas internacionales y reconoció que en la refriega resultó herido un civil que fue trasladado a un hospital cercano.

La muerte de civiles es uno de los principales puntos de fricción ente las autoridades afganas y la misión de tropas de la OTAN desplegadas en suelo afgano.

El pasado 31 de mayo, el presidente afgano, Hamid Karzai, llegó a decir que las tropas extranjeras serán consideradas "invasoras" si continuaban los bombardeos contra viviendas de la población civil en el transcurso de sus operaciones.