Las personas que residen cerca del lugar donde ocurrió un derrame petrolero en el río Yellowstone en el estado de Montana están preocupadas sobre los riesgos a la salud y el daño que el crudo puede estar causando en el medio ambiente, informaron el miércoles funcionarios gubernamentales.

En una reunión de la Agencia de Protección Ambiental unas 150 personas se presentaron con preguntas con respecto al tema y sobre el tiempo que tardarán en limpiar el petróleo.

Un ducto que corre por debajo del cauce del río se rompió el viernes por la noche y se calcula que unos 159.000 litros (42.000 galones) de crudo se derramaron en el agua antes de que la fuga fuera detenida.

George Nilson, residente del área de Billings, dijo que los gases del petróleo han sido abrumadores. Dijo que luego de cinco días la única manera en que puede respirar es abriendo todas las ventanas.

Un representante de la Agencia de Protección Ambiental dijo en la reunión que el organismo deberá hacer un análisis del aire en lugares cerrados luego de recibir las quejas.