Las autoridades estadounidenses de inmigración cancelaron la deportación de un venezolano que se casó el año pasado con su novio estadounidense, en una decisión que puede representar un precedentes para otras parejas del mismo sexo en las que uno de sus miembros esté indocumentado en el país.

Henry Velandia, de 27 años, dijo el jueves que recibió por correo una notificación de la corte de inmigración de Newark, en Nueva Jersey, diciéndole que su caso de deportación quedó cerrado.

"Ya puedo respirar otra vez", dijo el venezolano en una entrevista telefónica. "Ha sido una gran sorpresa. Ya no tengo que preocuparme más".

Velandia y su marido estadounidense, Josh Vandiver, recibieron el miércoles una carta del juez Alberto Riefkohl informándoles que éste acepta la decisión del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de cancelar la deportación del latinoamericano que por meses luchó para evitar la deportación.

La portavoz de ICE, Gillian Christensen, confirmó a la AP la cancelación de la deportación del venezolano sin explicar los motivos.

Velandia, un bailarín de salsa, llegó a Estados Unidos en el 2002 con un visado de turista que expiró un año después.

El venezolano se casó con Vandiver el año pasado en Connecticut, uno de los seis estados del país donde se permite a parejas del mismo sexo casarse. Sin embargo, la ley Defense of Marriage Act (DOMA por sus siglas en inglés) evita que el gobierno reconozca el matrimonio de cualquier pareja gay.

El caso de Velandia podría sentar un precedente para otros.

"Por primera vez el Departamento de Seguridad Interna ha demostrado que cuando se trata de esposas y esposos de estadounidenses gays y lesbianas, el gobierno tiene la libertad necesaria para evaluar cada caso y cuando lo crea necesario, rechazar el camino de la deportación", dijo el jueves Lavi Soloway, abogado de Velandia.

El defensor señaló que el caso "sentará las bases" para el potencial cierre administrativo de otros casos similares.

El secretario de Justicia, Eric Holder, dijo en febrero que el DOMA no sigue las pautas de la Constitución estadounidense y que su departamento no lo defenderá.

Velandia y Vandiver llevaban tiempo luchando en contra la deportación del bailarín a través de la organización "Stop The Deportations" (Paren las deportaciones), con sede en Los Angeles. También habían enviado una petición, firmada por más de 20.000 personas a Janet Napolitano, directora del Departamento de Seguridad Interna, para frenar las deportaciones de homosexuales en la misma situación.

La pareja tiene una página de Facebook con más de 10.000 seguidores.

"Hemos realizado mucho trabajo de activismo y por fin vimos los frutos de eso ayer", dijo Velandia.

Velandia dijo que los últimos días han sido muy importantes para él, ya que el estado de Nueva York aprobó el viernes una ley que legaliza el matrimonio entre parejas homosexuales.

El venezolano, dueño de la escuela "Hot Salsa Hot", participó en el programa de Univision "Mira quien baila" en septiembre y octubre del 2010, en el cual bailó junto a Jackie Guerrido, meteoróloga de Univision y la actriz venezolana Scarlet Ortiz, pero no como competidor.

En Estados Unidos había 36.000 parejas gay conformadas por un estadounidense y otro extranjero en el 2000, según un estudio de la Universidad de California en Los Angeles.

__

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens