Un grupo de 28 médicos y enfermeras enfrenta el lunes un juicio masivo en Bahrein como parte de los operativos de represión contra de las protestas encabezadas por chiítas que exigen a la clase gobernante sunita mayores derechos.

El juicio que inicia el lunes en el juzgado de lo penal ocurre cuatro días antes de que los gobernantes sunitas de Bahrein traten de entablar negociaciones con grupos de la oposición en este reino insular del Golfo Pérsico.

Pero los dirigentes chiítas dijeron que las autoridades deben terminar con los juicios relacionados con las manifestaciones y liberar a todos los detenidos antes de que pueda comenzar un diálogo serio.

El personal médico enfrenta acusaciones por integrarse a las protestas que iniciaron en febrero y por divulgar información falsa. Los detenidos fueron vistos como referencia para informar a medios de prensa internacionales.

Durante este mes inició un juicio independiente a 20 médicos y enfermeras acusados de supuesta conspiración contra el gobierno.

El rey de Bahrein es un aliado clave de Estados Unidos y el país es la sede de la Quinta Flota de la Fuerza Naval estadounidense.