Las autoridades ordenaron el lunes la evacuación de este poblado de Nuevo México en momentos en que un incendio forestal impredecible de rápido crecimiento avanza sobre Los Alamos y su laboratorio nuclear.

La conflagración que inició el domingo ya ha destruido una cantidad no especificada de casas al sur del poblado de aproximadamente 12.000 residentes. También forzó el cierre del afamado laboratorio nuclear de Estados Unidos, haciendo renacer recuerdos de un incendio devastador ocurrido hace más de una década que destruyó cientos de casas y edificios en el área.

La tarde del lunes, las llamas estaban al otro lado de la carretera del margen sur del ilustre laboratorio de Los Alamos, donde científicos desarrollaron y probaron la primera bomba atómica durante la Segunda Guerra Mundial. El laboratorio activó anoche su centro de operaciones de emergencia y cortó el suministro de gas natural a algunas áreas como precaución. Funcionarios señalaron que todos los materiales peligrosos y radiactivos estaban siendo protegidos.