El Senado de Puerto Rico aprobó un presupuesto de 28.600 millones de dólares que incrementa el gasto al tiempo que mantiene estable el déficit fiscal de la isla.

La cantidad supera en 6% a los 26.900 millones de dólares del presupuesto de 2010 y el déficit se mantiene estable en la misma cantidad: 3.300 millones de dólares.

El presupuesto aprobado el viernes en la noche contiene algunas enmiendas que requerirán la luz verde de la Cámara de Representantes.

Puerto Rico, que intenta salir de una crisis económica, afronta una alta tasa de desempleo de 16,2%, más elevada que la de cualquier entidad de Estados Unidos.