El tribunal del distrito Pechora de la capital ucraniana comenzó hoy la audiencia preliminar del juicio a la ex primera ministra Yulia Timoshenko, acusada de abuso de poder por haber firmado, sin estar facultada para ello, un contrato de suministro de gas con Rusia oneroso para Ucrania.

Más de 1.500 partidarios de Timoshenko se congregaron junto a la sede del tribunal para protestar contra lo que aseguran es una persecución política contra su líder, que encabeza el partido opositor Batkívshina.

En caso de ser hallada culpable de los cargos que se le imputan, la ex primera ministra podría ser condenada a una pena de hasta 10 años de prisión.

La audiencia preliminar es transmitida en directo por la cadena de televisión ucraniana Canal 5.

Al comienzo de la audiencia, presidida por el juez Rodión Kiríyev, Timoshenko rehusó ponerse de pie cuando el magistrado entró en la sala.

"Uno se pone de pie en un juicio, no en una farsa", espetó la exjefa del Gobierno ucraniano al explicar su actitud.

Luego, cuando el juez le preguntó por su domicilio, Timoshenko replicó: "Todo eso está en los materiales de la causa".

La líder opositora, de 50 años, encabezó el Gobierno de Ucrania entre enero y septiembre de 2005 y entre 2007 y 2010, período éste último en el que firmó con Rusia los acuerdos para los suministros de gas con Rusia.

Según la acusación, esos acuerdos, que pusieron fin a la "guerra del gas" de 2008-2009, debieron haber sido aprobados por el Gabinete de Ministros en pleno, y no únicamente por Timoshenko.