España mantendrá la cooperación para la seguridad y el desarrollo de Centroamérica a pesar de la crisis financiera, afirmó hoy en Guatemala la ministra española de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez.

"España tiene una grave crisis económica y financiera, pero no tocará la ayuda destinada a Centroamérica", dijo Jiménez durante un encuentro con medios españoles poco antes de que hoy comience en la capital guatemalteca la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de la región.

La ministra precisó que a pesar de que su país ha reducido el gasto público, "mantendrá su apoyo al desarrollo y a los temas que consideramos importantes, como el de seguridad" para la región centroamericana.

Jiménez afirmó que España ha aportado un fondo de 150 millones de dólares para financiar programas y proyectos de apoyo a los sectores de justicia y seguridad en la región centroamericana en el período 2008-2014.

"Es una cantidad relevante -dijo- que ayudará a sacar adelante algunos de los proyectos que consideramos importantes" y que forman parte de la estrategia de seguridad que de manera conjunta fue elaborada por los países centroamericanos, la cual será presentada durante esta conferencia de Guatemala.

Además de los recursos que España aporta en conjunto a la región, precisó Jiménez, su Gobierno también apoya el funcionamiento de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el organismo judicial de las Naciones Unidas que colabora con el Estado guatemalteco en el combate de las mafias que buscan la impunidad.

Jiménez destacó el "importante paso" que Centroamérica, con el apoyo de la comunidad internacional, da por medio de la conferencia de seguridad que comienza hoy para avanzar en la lucha contra la violencia generada por el crimen organizado en la región, que cada día causó un promedio de 52 muertos en 2009 según el Programa de la ONU para el Desarrollo (Pnud).

"Es importante abordar de manera conjunta y coordinada, con carácter regional e integrador, el grave problema de la inseguridad", declaró la ministra española.

Añadió que la financiación de la estrategia de seguridad "no es un problema" ya que, aunque reducidos, la región cuenta con apoyos financieros de la comunidad internacional.

En conjunto, dijo, Centroamérica recibe un promedio de 1.500 millones de dólares de la comunidad internacional para financiar cuestiones de seguridad y justicia.

"Lo que hay que hacer es poner esos recursos en común para trabajar de manera coordinada para enfrentar este problema de inseguridad", afirmó Jiménez.

La presencia de ocho jefes de Estado y de las representaciones al más alto nivel de España y Estados Unidos en este encuentro, agregó, "pone de manifiesto la importancia que Centroamérica tiene para la comunidad internacional".

"La inseguridad es una lacra muy fuerte que dificulta el desarrollo de la región", agregó Jiménez.

Recordó que España "lleva muchos años" trabajando con el Sistema de Integración de Centroamérica (SICA), instancia por medio de la cual ha facilitado "importantes" apoyos financieros para proyectos de seguridad en la región.

Además, indicó, junto con Estados Unidos, España forma parte del "núcleo duro" del grupo de países amigos de la región, que trabajó con las naciones centroamericanas en el desarrollo de esta conferencia.

La comunidad internacional, subrayó, no puede "dejar a Centroamérica sola con este gravísimo problema, por eso está aquí México, Colombia, Canadá, Estados Unidos, España, porque tenemos que fortalecer y acompañar" a la región en esta lucha desigual.