La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) investigará el asesinato de un candidato a alcalde de un municipio ubicado en la periferia este de la Ciudad de Guatemala y dos de sus asistentes, informaron hoy fuentes oficiales.

El portavoz de la Cicig, el colombiano Diego Álvarez, dijo a periodistas que esa comisión de las Naciones Unidas aceptó la petición del Partido Patriota (PP, derecha), al que pertenecía el candidato asesinado, para que participe junto con la Fiscalía en el esclarecimiento de este hecho.

El cadáver del candidato a alcalde del municipio de San José Pinula por el PP, el médico Augusto Ovalle Barrera, fue hallado la madrugada del pasado domingo en el interior de un vehículo junto a dos colaboradoras suyas, identificadas como Edelmira Gramajo Alvizures, de 29 años, y Marina del Rosario Alvizures, de unos 60 años.

Según la Policía Nacional Civil (PNC) los tres cadáveres estaban dentro de un vehículo particular propiedad de Ovalle Barrera, el cual fue encontrado en una zona desolada de San José Pinula, y en los alrededores había evidencias de más de 60 tiros de armas automáticas.

La Cicig, que tiene como mandato colaborar con el Estado guatemalteco para desmantelar a los grupos criminales que generan impunidad en el país, aceptó participar en la investigación de este caso por tratarse de un asunto de índole político.

En los últimos meses se han registrado seis asesinatos de aspirantes a algún cargo de elección popular, pero según la Fiscalía los mismos no tienen móviles políticos, aunque hasta el momento ninguno de estos crímenes ha sido esclarecido plenamente.

Ovalle Barrera era el candidato a alcalde de San José Pinula, un municipio colmado de centros comerciales y suburbios de guatemaltecos de clases media y alta.

El Partido Unionista (PU), que promovía la candidatura de Ovalle Barrera y que es dirigido por el jefe del ayuntamiento de la Ciudad de Guatemala y expresidente de la República Álvaro Arzú (1996-2000), exigió a las autoridades el inmediato esclarecimiento del triple crimen.

Organizaciones sociales guatemaltecas han advertido sobre el peligro de que el proceso electoral que vive este país centroamericano se torne violento debido a los altos niveles de inseguridad.

Los guatemaltecos acudirán a las urnas el próximo 11 de septiembre para elegir para un período de cuatro años (2012-2016) al próximo presidente y vicepresidente, 158 diputados al Congreso y 20 al Parlamento Centroamericano, así como 333 alcaldes municipales.