La Dirección de Vialidad de Argentina inició hoy trabajos para reconstruir el sector carretero del paso Cardenal Samoré entre Argentina y Chile afectado este viernes por un alud provocado por intensas lluvias y las cenizas emanadas por el complejo volcánico chileno Puyehue-Cordón.

Portavoces de la Dirección de Vialidad indicaron que ya se encuentran en el lugar de la avalancha máquinas que intentan despejar la zona, para luego poder reconstruir los 66 metros de la carretera internacional destruidos por el alud.

"La reconstrucción va a llevar tiempo porque desapareció parte de la calzada. Fueron toneladas de piedra, agua y ceniza las que arrastraron el asfalto hacia el precipicio", explicaron los portavoces.

El alud no provocó daños ni víctimas, ya que el paso está cerrado desde hace una semana por la erupción volcánica.

En tanto, la caída de cenizas volvió a intensificarse hoy en la villa turística de La Angostura, en la provincia de Neuquén, una de las más afectadas por la erupción.

La Secretaría de Defensa Civil de Villa La Angostura advirtió a los pobladores que viven cerca de arroyos y ríos que podrían ser evacuados ante la formación de diques naturales a consecuencia de la acumulación de ceniza volcánica.

Pidió además que abandonen sus casas en forma voluntaria y preventiva si se registran aumentos sorpresivos en el caudal de los cursos de agua.

El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó para hoy probables lluvias y nevadas en el centro y sur de Neuquén y el oeste, centro y sur de la provincia de Río Negro, las más afectadas por la caída de cenizas.

Asimismo, varios aeropuertos del sur de Argentina permanecen sin operar por la nube de cenizas.