.Un adolescente herido de bala y colgado de un puente vehicular fue rescatado con vida por autoridades en la ciudad norteña de Monterrey, una localidad afectada en los últimos años por la violencia asociada con el narcotráfico. Poco después la policía descubrió 21 cadáveres en el estado de Michoacán.

La policía local informó que junto al adolescente herido estaba otro hombre colgado y baleado, aunque muerto. Una tercera persona fue localizado en la calle, a unos metros de donde estaban los colgados.

Los tres habían sido torturados y sus manos atadas con cinta, según dijo a la AP un investigador de la policía estatal, que habló bajo condición de anonimato debido a que no estaba autorizado para hablar sobre el tema.

Testigos dijeron a las autoridad que un grupo de hombres armados descendió de un vehículo y colgó a los hombres la mañana del miércoles.

Ninguno de ellos había sido identificado.

Apenas el domingo, también en Monterrey, dos hombres habían sido colgados de un puente peatonal. Ambos murieron y a uno de ellos le habían cortado un pie.

Monterrey, capital del estado norteño de Nuevo León, ha sido escenario de una espiral de violencia atribuida a una disputa por el control del tráfico de los carteles rivales del Golfo y Los Zetas.

Las autoridades dijeron el miércoles que habían hallado 26 cadáveres, pero poco después el procurador de Michoacán, Jesús Montejano, confirmó que la policía encontró 21 cadáveres y seguían buscando un séptimo reporte de otros cinco muertos. Montejano dijo que todos los asesinatos están relacionados pero no dio el miércoles la causa de los crímenes.

La policía estatal de Michoacán dijo que las víctimas parecían haber sido asfixiadas, ya sea colgadas o ahogadas, y todas mostraban señales de tortura.

En la ciudad turística de Acapulco, Guerrero, un estado en la costa del Pacífico, la policía desenterró 10 cuerpos de una fosa común, dos de ellos mujeres y ocho hombres, informaron las autoridades. Acapulco se ha convertido en escenario de sangrientos enfrentamientos entre grupos del crimen organizado.

Omar Juárez Lozano, comisario en Acapulco, alertó a la policía después de detectar un aroma fétido en un lote ubicado en un vecindario residencial. Policías y soldados excavaron y encontraron los 10 cuerpos, los colocaron en bolsas de plástico y los llevaron en ambulancias al depósito de cadáveres del municipio. La policía seguirá excavando el jueves, informaron las autoridades.

También el miércoles, autoridades informaron que el número de muertos en un ataque a un centro de rehabilitación para adictos en el norte de México aumentó a 13, tras el fallecimiento de dos heridos.

La Fiscalía de Coahuila informó el miércoles en un comunicado que dos de las personas que habían resultado heridas del ataque fallecieron mientras eran atendidos en un hospital de la Cruz Roja.

El atentado ocurrió la tarde del martes en un centro de rehabilitación localizado en la ciudad de Torreón, cuando al menos dos hombres armados llegaron al lugar y comenzaron a disparar. Los pistoleros huyeron del lugar.

La autoridad estatal ha dicho que aún no tienen claro cuál habría sido el motivo del ataque ni qué pandilla armada perpetró la matanza.

Hasta ahora se había identificado a cuatro de las víctimas.

La violencia atribuida al crimen organizado ha dejado más de 35.000 muertos desde diciembre de 2006 en todo el país.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino