Un empresario radicado en Chicago fue encontrado culpable el lunes de participar en la trama de un atentado contra un periódico danés que publicó viñetas del profeta Mahoma, pero lo exoneró del cargo más grave de terrorismo por su presunta cooperación en un mortífero ataque en Mumbai en el 2008.

El jurado llegó a su veredicto dividido después de dos días de deliberaciones. Halló culpable a Tahawwur Rana de suministrar apoyo material a un acto terrorista en Dinamarca y al grupo extremista paquistaní que se responsabilizó del sitio de tres días en la mayor ciudad de la India, que dejó al menos 160 muertos, incluidos seis estadounidenses.

Los jurados, que no fueron identificados en la sala del tribunal, declinaron hablar con los medios de comunicación para explicar su decisión, que los abogados de la defensa calificaron de contradictoria.

Rana, un canadiense de 50 años de edad que ha vivido por años en Chicago, podría ser sentenciado a 30 años de cárcel.

"Estamos sumamente decepcionados", dijo el abogado defensor Patrick Blegen a los periodistas. "Creemos que se equivocaron".

En el meollo del proceso estaba una declaración del testigo principal del gobierno, David Coleman Headley, un viejo amigo de Rana que anteriormente se declaró culpable por colocar las bases para el ataque en Mumbai y planear el atentado al diario danés en represalia por divulgar las viñetas que indignaron a muchos musulmanes.

Las imágenes del profeta están prohibidas en el islam. La maquinación nunca fue ejecutada.

El fiscal federal Patrick Fitzgerald dijo a los periodistas, luego del veredicto, que estaba satisfecho con la decisión.

Fitzgerald disintió con los abogados de la defensa, quienes dijeron que el veredicto fue contradictorio porque Rana fue responsabilizado de apoyar al grupo radical paquistaní Lashkar-e-Taiba que se adjudicó el ataque en Mumbai, pero lo absolvió de ayudar en esa maniobra.