Funcionarios de la inteligencia de Pakistán informaron el miércoles que 20 personas fallecieron a consecuencia de un ataque con misiles estadounidenses cerca de la frontera con Afganistán.

El ataque ocurrió en la región de Shawal, en Waziristán del Norte, una región tribal donde se ocultan varios grupos extremistas que llevan a cabo ataques contra las fuerzas de la OTAN del otro lado de la frontera, en Afganistán.

Los dos miembros de los servicios de inteligencia de Pakistán hablaron bajo condición de permanecer anónimos porque no están autorizados a hacer declaraciones a los medios de prensa.

Estados Unidos se apoya en gran medida en los misiles que disparan sus artefactos no tripulados para destruir objetivos y escondites de la red al-Qaida y del Talibán en Pakistán.

Las autoridades paquistaníes han protestado oficialmente por el uso de los aviones no tripulados y los han señalado como violaciones a la soberanía de Pakistán, pero se cree ampliamente que el país ha ofrecido secretamente información de inteligencia para que los ataques tengan éxito.

Previamente, un funcionario de seguridad paquistaní dijo el miércoles que milicianos islamistas emboscaron a una patrulla militar que vigilaba un área tribal adyacente a la frontera de Afganistán, estallando un tiroteo en que murieron dos soldados y cinco insurgentes.

El funcionario dijo que el choque ocurrió durante la noche en el área de Shahidano Dhand en la región tribal de Kurram. El ejército paquistaní dijo recientemente que tiene previsto lanzar una nueva ofensiva contra los insurgentes en Kurram, pero no dio detalles.

El funcionario de seguridad, que habló a condición de mantenerse en el anonimato por carecer de autorización para dar declaraciones a los medios, no indicó cuántos milicianos participaron en la emboscada.

El ejército paquistaní ha realizado varias operaciones militares contra los combatientes de al Qaida y del Talibán en Kurram y en otras partes de la franja tribal noroccidental, pero los milicianos se han mostrado resistentes.