Un activista sirio dijo que un contingente de fuerzas militares de elite se dirige hacia el norte del país en posibles preparativos para atacar a un pueblo donde presuntamente los soldados se unieron a los grupos que se han rebelado contra el gobierno.

El activista, Mustafa Osso, indicó que un testigo le dijo que una hilera de tanques y miles de fuerzas militares que se desplazaban el miércoles con dirección a Jisr al-Shughour.

Osso, que se encuentra dentro de Siria, dijo que muchos soldados pertenecen a la Cuarta División del Ejército, que es comandada por el hermano menor del presidente, Maher.

En días recientes, testigos y activistas reportaron sobre el amotinamiento de soldados sirios y la pérdida del control del gobierno sobre el pueblo de Jisr al-Shughour.

El gobierno dijo que 120 soldados habían muerto.

Activistas afirman que la represión contra los manifestantes a nivel nacional quienes piden la renuncia de Assad, ha causado más de 1.300 civiles sirios.