El subsecretario estadounidense de Estado para el hemisferio occidental, Arturo Valenzuela, defendió el martes las sanciones impuestas por su país contra siete empresas extranjeras, incluida la petrolera estatal venezolana, por hacer negocios con Irán a pesar de la prohibición en ese sentido dictada por la ONU.

"Yo le aseguro que lo que busca Estados Unidos con estas medidas es castigar a un país que es Irán y ¿por qué?, porque las resoluciones de las Naciones Unidas ha certificado que Irán no está cooperando", dijo Valenzuela en rueda de prensa antes de concluir la 41 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en la capital salvadoreña.

El presidente venezolano Hugo Chávez criticó las sanciones impuestas a finales de mayo por Estados Unidos contra las siete empresas extranjeras, entre las que se encuentra Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Las sanciones fueron dictadas contra Irán por presuntamente no colaborar en la verificación de su programa nuclear, ante el temor de que esté siendo desarrollado con fines bélicos.

Valenzuela aclaró que "no es un tema de Venezuela (o en contra de ese país), este es un tema de sanciones a una serie de compañías internacionales que han violado los requisitos que impone el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas... (que) todos los países la tienen que respetar y Estados Unidos la está respetando".

Al respetar esas resoluciones lo que ha hecho (Estados Unidos) es sancionar a empresas que han tenido un trato comercial con Irán en violación de su responsabilidades ante Naciones Unidas".