Las fuerzas fieles al coronel Muamar el Gadafi se están "desmoronando", según generales libios que huyeron del país y planean ahora unirse a los rebeldes.

En declaraciones al dominical británico The Sunday Times, dos generales y un coronel huidos a Italia afirman que la capacidad militar del régimen libio ha quedado reducido a un quinto y predicen su caída en cuestión de semanas.

"Miles de miembros de las fuerzas han desertado o huido, especialmente en las dos últimas semanas. Cada día se producen nuevas deserciones. Todos los que tienen la oportunidad, la aprovechan", declaró al periódico el general Melud Masud Halasa.

Ocho desertores, cinco generales, dos coroneles y otro oficial de menor rango, lograron salir de Libia vía Túnez y llegaron a Roma con ayuda de los servicios de inteligencia italianos.

"Gadafi caerá en cuestión de semanas. La moral es bajísima tanto en el Ejército como entre la población", afirmó Halasa, que huyó del país norteafricano junto a su esposa y a cinco hijos.

"A veces los rebeldes o manifestantes muertos son parientes o amigos de gente que está en el Ejército. Los que matan y los que mueren están relacionados, y eso afecta todavía más a la moral", agregó el general.

Otro militar huido, el general Oun Ali Oun, que ocupó un alto cargo en el servicio de inteligencia militar, reveló que un grupo de 120 oficiales y soldados que huyeron de Libia se encuentran actualmente en Túnez.

Otros muchos han cambiado de bando y se han unido a los rebeldes o están escondidos.

Los dos generales aseguran que las fuerzas armadas leales al régimen han quedado reducidas a un 20 por ciento de su capacidad inicial debido tanto a las pérdidas sufridas como a las deserciones.

Los militares huidos a Italia anunciaron su intención de viajar a Libia este fin de semana para unirse a los rebeldes "contra el tirano", como calificó Oun al coronel Gadafi.

El ministro de Exteriores británico, William Hague, que viajó el sábado a Bengasi, la capital rebelde, aseguró que la coalición "continuará e intensificará" sus esfuerzos para derrocar al dictador libio.

"El coronel Gadafi está aislado internacionalmente y en su propio país. Ha pedido toda legitimidad. Tiene que irse", afirmó Hague sólo horas después de que helicópteros de combate británicos y franceses atacaran durante la noche blancos militares libios en lo que, según los críticos de la intervención aliada, supone una nueva escalada del conflicto.