El presidente venezolano, Hugo Chávez, pidió hoy hacer una investigación "a fondo" de los cuerpos policiales del país a fin de "limpiarlos", tras las denuncias de torturas que causaron la muerte de tres detenidos.

"Aquí tiene que acabarse definitivamente eso de estar golpeando, torturando a un prisionero, chico. Investiguen a fondo, a fondo hay que limpiar, seguir limpiando los cuerpos policiales", exclamó Chávez en su programa dominical Aló Presidente.

El pasado 27 de mayo, la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo de Venezuela anunciaron la apertura de investigaciones "exhaustivas" sobre las causas de la muerte de tres detenidos en calabozos de la sede de la Policía de investigaciones, que ya han llevado a la detención de cuatro funcionarios de ese cuerpo policial.

Los tres ciudadanos presentaron múltiples traumatismos que, según denuncias de familiares y organizaciones no gubernamentales que trabajan en el ámbito carcelario, fueron causados por los funcionarios policiales.

"Hago un llamado a los señores policías. Felicito a la gran mayoría que hacen su trabajo, pero una manzana podrida contamina el resto", manifestó Chávez.

El gobernante insistió en "meterle el ojo" a los cuerpos policiales, sea cual sea el color de la autoridad de la que dependan.

"Seguimos desplegados luchando contra la inseguridad, pero hay que respetar los derechos humanos. Tu no puedes, sea cual sea la causa, estar maltratando, golpeando, vejando a un prisionero, no", señaló el mandatario.

"Ojo con esto. A fondo investigación de esos crímenes", añadió.

El ministro de Interior, Tareck El Aissami, rechazó el pasado día 1 las "desviaciones policiales" y precisó que, entre los agentes sobre los que pesa orden de detención, se encuentra un jefe policial de ese cuerpo.

El patólogo del Cicpc Fránklin Pérez indicó en una declaración que dos de los detenidos murieron por un edema cerebral ocasionado por ahogamiento y presentaban contusiones en el cuerpo, aunque no hubo comentarios sobre la tercera víctima.