La capital chilena continúa hoy cubierta por una significativa capa de contaminación, en la tercera jornada de preemergencia ambiental decretada este año por las autoridades de Santiago, considerada la segunda ciudad latinoamericana con peor calidad del aire tras Ciudad de México.

Según la información facilitada por el Ministerio de Medio Ambiente, en la mañana del sábado tres comunas (distritos) de la capital, Cerro Navia, Quilicura y Pudahuel, donde se encuentra el aeropuerto, registraron índices malos de calidad del aire.

En tanto, Santiago, Cerrillos y El Bosque presentan índices regulares, y La Florida, Las Condes e Independencia exhiben niveles buenos.

El estado de preemergencia ambiental, decretado por la Intendencia de Santiago, prohíbe la circulación entre las 07.00 horas y las 21.00 horas (de 11.00 a 01.00 GMT) de los vehículos con convertidor catalítico cuyas patentes terminen en los dígitos 5 y 6.

Tampoco podrán circularán los vehículos no catalíticos, que prácticamente no existen en la región metropolitana, cuyas placas finalicen en los dígitos 3-4-5-6-7-8.

La medida incluye además la paralización de 841 fuentes fijas industriales y la prohibición de encender todo tipo de calefactores a leña o biomasa, estén o no provistos de sistema de doble cámara de combustión.

La capital, de 6,2 millones de habitantes, está situada en un valle rodeado de montañas como la cordillera de Los Andes que limitan la circulación del aire.

La contaminación se acentúa en invierno debido a la ausencia de vientos y a un fenómeno de inversión térmica (temperaturas más bajas en las capas inferiores de la atmósfera), que mantiene las partículas contaminantes al nivel del suelo en la capital, y que este año se ha visto agravada por la casi nula existencia de precipitaciones.

Ante la falta de soluciones efectivas que reduzcan la persistente contaminación que afecta desde hace más de veinte años a la capital, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, propuso esta semana aplicar de forma permanente la restricción de vehículos catalíticos.

La medida, sin embargo, fue rechazada por la portavoz del Gobierno, Ena Von Baer, y por el titular de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz.

Medios locales señalaron que el presidente, Sebastián Piñera, que esta semana se encontraba de viaje en Italia, encabezará en los próximos días una reunión con varios miembros de su gabinete para abordar este problema, que provoca también numerosas enfermedades respiratorias.