El año pasado emigraron de Ecuador casi 5.500 personas, una cifra que supone una caída de más del 90 % con respecto al 2005, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

El mayor bajón de la emigración se constató en el 2009, cuando el balance neto no fue de salida, sino del regreso de más de 6.600 personas del extranjero, como respuesta principalmente a la crisis económica.

De España han vuelto 14.245 ecuatorianos, de Panamá 14.088 y de Colombia 9.219, según el INEC, unas cifras que se compensaron parcialmente con emigración a otros países.

El año pasado se registraron de nuevo salidas netas, pero el número de casi 5.500 ecuatorianos que emigraron en 2010 queda muy distante de los más de 66.500 que salieron en 2005, cuando estaban en expansión económica países como España y Estados Unidos, los dos principales destinos.