Con una bendición de un outsü o médico espiritual, acompañada de una toma de café, se inició el XXV Festival de la Cultura Wayúu en Uribia, que reúne indígenas de Colombia y Venezuela.

En esta cita, como en las anteriores, se exalta y perpetúa la cultura y las tradiciones ancestrales de esta etnia.

"La importancia del festival Wayúu es la integración de las etnias. Es el encuentro de la gran nación Wayúu que abarca buena parte del territorio venezolano y del colombiano", dijo a Efe el líder comunitario y joven palabrero, Joaquín Prince.

"Esta es la reafirmación de nuestra identidad cultural", agregó el palabrero.

En 2010 el Fondo de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco), declaró a los "palabreros" como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

El "palabrero" es una figura de mucho respeto y es la personalidad de esa etnia que ejerce la función de negociador y mediador en los conflictos al interior de la comunidad.

Uno de los actos principales del Festival es la elección de la "Majayut de Oro" o princesa Wayúu, elegida no por su belleza sino por ser la que mejor conoce e interpreta su cultura.

En el marco del festival se realizan competencias de juegos tradicionales autóctonos como las carreras de caballos, la lucha libre, el tiro del cardón (disputa entre dos participantes que se lanzan pedazos de cactus hasta impactar en el cuerpo del rival), el trompo, el tejo, el tiro con arco y flecha y el tiro con onda.

Durante los tres días de la cita, que termina el próximo domingo, los wayúu muestran sus ricas artesanías donde se destacan las mantas, los chinchorros o hamacas y las mochilas.

También su gastronomía, que se basa principalmente en las diversas preparaciones que le dan a la carne de chivo o cabro

El Festival de la Cultura Wayúu se celebra en Uribia, considerada la capital indígena de Colombia por concentrar el mayor número de aborígenes en un mismo lugar.