El papa Benedicto XVI nombró como obispo auxiliar de Ciudad de México al sacerdote Crispín Ojeda Márquez, y en Tlalnepantla al sacerdote Efraín Mendoza Cruz, informó el sábado la oficina de prensa de la Santa Sede.

Ojeda Márquez nació el 19 de marzo de 1952 en Tecomán, Colima, y fue ordenado sacerdote el 27 de diciembre de 1979.

Obtuvo el título en filosofía en la Universidad Gregoriana en Roma y después de la ordenación sacerdotal fue profesor en el seminario diocesano, delegado episcopal para los institutos de Vida Consagrada y rector del Seminario Mayor de Colima.

En la actualidad es párroco de la parroquia del Corazón Inmaculado de María en Colima y coordinador de la Zona Pastoral Centro.

Mendoza Cruz, por su parte, es rector del Seminario Mayor de la arquidiócesis de Tlalnepantla, a quien el pontífice le asignó la sede titular de Cuba.

El nuevo obispo auxiliar nació el 24 de noviembre de 1959 en Tlalnepantla. Tras realizar los estudios de filosofía y teología, obtuvo un título en Pastoral Social.

Fue ordenado sacerdote el 18 de octubre de 1988.

Como sacerdote ha sido profesor en el seminario menor y mayor, párroco en diversas parroquias, coordinador de la Pastoral Profética Diocesana y de la Provincia Eclesiástica. Fue, además, vicario episcopal de la III Zona Pastoral de Tlalnepantla.