Las fuerzas de seguridad de Guatemala detuvieron hoy a 15 supuestos miembros del grupo mexicano de narcotraficantes y sicarios Los Zetas, entre ellos cinco mexicanos y diez guatemaltecos, en un operativo en la ciudad norteña de Cobán, informó una fuente oficial.

El portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC), Donald González, informó a Efe que entre los 15 detenidos hay dos mujeres.

Según el funcionario policial, en el inmueble de los supuestos miembros de Los Zetas se hallaron 8 fusiles de asalto, 2 RPG-7 (cohetes antiaéreos), 1 granada, municiones para armas de alto calibre, tolvas y chalecos.

González dijo que los 15 detenidos están presuntamente vinculados con el crimen organizado que opera en esa región.

En diciembre pasado, el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, decretó en la ciudad de Cobán y al departamento de Alta Verapaz un estado de sitio durante dos meses con el fin de capturar a Los Zetas.

El departamento de Petén, vecino de Alta Verapaz, se encuentra también con un estado de sitio desde mediados de mayo pasado tras la matanza de 27 campesinos atribuidos a sicarios de ese grupo mexicano.

La captura de los 15 supuestos Zetas se da un día después de que las fuerzas de seguridad se incautaran en el municipio de Fraijanes, a unos 22 kilómetros al sureste de la capital, varias armas de fuego en dos residencias que rentaba un supuesto narcotraficante vinculado con ese cártel.

En los dos inmuebles, según González, se encontraron varias granadas de fragmentación y de humo, fusiles de asalto, minas del tipo claimore, municiones para ametralladoras antiaéreas y 47 tolvas.

También equipo de comunicación, computadoras, vídeo cámaras uniformes militares y de la policía, chalecos antibalas y varias miras telescópicas, entre otras, añadió.

La dos residencias eran rentadas por Daniel Grave, quien fue capturado el pasado martes tras un tiroteo con las fuerzas de seguridad en el departamento oriental de El Progreso, que luego le decomisaron 334 kilos de cocaína.

Junto a Grave también fueron detenidos Romeo López y Diego Hernández Flores y las autoridades presumen que son integrantes de Los Zetas.