Al menos ocho presuntos insurgentes murieron hoy en un nuevo ataque de un avión espía de EEUU en la región tribal paquistaní de Waziristán del Sur, informó el canal televisivo "Dunya".

Un avión no tripulado norteamericano lanzó tres misiles contra un refugio insurgente en la zona de Wana, cerca de la frontera con Afganistán, y acabó con la vida de ocho personas, según fuentes sin identificar citadas por ese canal de televisión.

La mayoría de este tipo de ataques ha tenido lugar este año y durante 2010 en la vecina región tribal de Waziristán del Norte, bastión de redes yihadistas y facciones talibanes paquistaníes y afganas.

Aunque en Waziristán del Sur también hay presencia insurgente, EEUU presiona desde hace casi un año para que Pakistán lance una operación antitalibán en Waziristán del Norte.

Tras la visita hace una semana de la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, que acudió a Islamabad para intentar recomponer las relaciones tras la muerte de Osama Bin Laden en territorio paquistaní, la prensa especuló con el inminente inicio de una ofensiva en esta región.

Responsables militares y del Gobierno han negado durante los últimos días que se haya decidido lanzar la operación, que EEUU considera fundamental para la seguridad de sus tropas desplegadas en Afganistán, atacadas por algunos grupos que buscan refugio en las zonas tribales de Pakistán.