Al menos diecisiete personas murieron hoy y otras 55 resultaron heridas por la explosión de un artefacto cerca de una mezquita en Tikrit, 190 kilómetros al norte de Bagdad, según fuentes de la policía de esa localidad.

Las fuentes, que inicialmente habían informado de cinco muertos y treinta heridos, señalaron a Efe que una fuerte explosión se produjo cuando los creyentes salían del templo, en el centro de Tikrit, tras efectuar el rezo musulmán del viernes.

Entre los heridos hay varios soldados y policías iraquíes y dos miembros del Consejo Provincial.

Poco después, las fuerzas de seguridad reforzaron su presencia en la zona de la explosión para evitar nuevos atentados.

Este ataque se produce un día después de que diez personas perdieran la vida y otras veinte sufrieran heridas en un atentado cuádruple en Ramadi, 110 kilómetros al oeste de la capital.

El pasado 29 de marzo, la sede del Consejo Provincial en Tikrit fue objeto de un asalto de un grupo armado vinculado al grupo terrorista Al Qaeda que irrumpió en el edificio y causó la muerte de 75 personas y heridas a noventa.