La OTAN y sus aliados en la campaña militar para proteger a los civiles libios han decidido extender 90 días su misión, informó el miércoles el jefe de la alianza.

"Esta decisión envía un claro mensaje al régimen de Moamar Gadafi: estamos determinados a continuar nuestra operación para proteger al pueblo de Libia", dijo el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmussen.

Gadafi está tratando de resistir los ataques aéreos de la alianza y sofocar una rebelión de su propia gente.

La decisión del miércoles llegó durante un encuentro de embajadores de los 28 países de la OTAN además de diplomáticos de cinco países que no son de la alianza pero que participan en la campaña militar en Libia: Jordania, Catar, Suiza, Emiratos Arabes Unidos y Marruecos.

La alianza militar tomó el comando de las operaciones el 31 de marzo después de difíciles negociaciones entre sus integrantes.

Para la acción se requiere unanimidad y las operaciones para imponer una zona de exclusión aérea y el uso de ataques aéreos para proteger a los civiles fueron autorizados para un periodo inicial de 90 días. Esa fecha hubiera expirado el 27 de junio.