Diferentes cárteles del narcotráfico de Colombia y México mantienen fuertes disputas por el control de territorios y rutas de trasiego a través de Costa Rica hacia los mercados tanto en Estados Unidos como Europa, reconoció hoy el ministro costarricense de Seguridad, Mario Zamora.

En una ruda de prensa con corresponsales extranjeros, Zamora explicó que se ha detectado la actividad de diversos grupos y que es clara la disputa de poder entre ellos, lo cual, resaltó, se evidencia en los casos de homicidios entre sus miembros.

El ministro, quien asumió el cargo hace un mes, declinó por inconveniente revelar el número de organizaciones que han sido identificadas en el país, aunque detalló que los carteles colombianos tradicionalmente habían dominado el territorio costarricense.

No obstante, en los últimos años las organizaciones ilícitas mexicanas han hecho su ingreso al país centroamericano, "especialmente el cártel de Sinaloa", reconoció el alto funcionario.

Apuntó que el éxito relativo de los planes Mérida y Colombia, que se aplican en México y en el país suramericano, respectivamente, han desplazado la acción de los grupos organizados hacia Centroamérica y que, ahora, las consecuencias son claras, con un aumento en los niveles de violencia en la región.

Por esta razón, los países centroamericanos buscan cooperación internacional que les permita mejorar sus sistemas policiales y de seguridad, explicó Zamora.

Centroamérica celebrará el julio próximo en Guatemala una conferencia internacional en la que buscará apoyo para financiar un plan de seguridad regional que requiere de al menos 900 millones de dólares.

Según Zamora, el mayor problema que enfrentan las autoridades costarricenses es el dinamismo de los narcotraficantes, que constantemente varían sus rutas y métodos de operación tanto por tierra como por mar y aire.

En mayo pasado, la policía costarricense logró decomisar 1,34 toneladas de droga, la mayor parte de ella movilizada vía terrestre, lo que, a criterio del ministro, demuestra que a pesar de las dificultades hay un compromiso muy serio del país en el combate al narcotráfico.

Para continuar con esta lucha, dijo Zamora, el Gobierno apostará a la tecnología, como la instalación a partir del próximo año de escáneres en los puertos para analizar cada contenedor que se exporte, especialmente a Europa, ya que se han registrado en los últimos meses varios casos de droga oculta en mercancías legales.