La guerrilla de las FARC asesinó hoy a dos candidatos a la alcaldía de una población del noroeste colombiano en momentos en que desarrollaban actividades proselitistas, informaron fuentes gubernamentales.

Guillermo Roldán Correa, del Partido Conservador, y Donay de Jesús Correa Londoño, de la Unidad Nacional (Partido de la U), fueron asesinados por guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), señaló a periodistas la secretaria de Gobierno de Campamento, Catalina Lopera.

Tanto Roldán como Correa buscaban el favor del electorado para ocupar la alcaldía de Campamento, en el departamento de Antioquia (noroeste).

El comandante de la Policía de Antioquia, coronel José Acevedo, detalló que Correa "estaba en la vereda La Polca, ubicada a cinco horas de Campamento, y Roldán se había dirigido a la vereda San Antonio, a cinco horas y media de la localidad".

Agregó que los políticos nunca manifestaron que tuvieran amenazas y "salieron sin avisar y, por eso, no tenían escoltas".

Recordó que en Campamento hay una fuerte presencia el frente 36 de las FARC que ha propiciado bloqueos de vías, asesinado y secuestrado personas y también ha realizado atentados contra la infraestructura eléctrica y de carreteras de la zona.

Estos dos asesinatos se suman al atentado contra el aspirante a la alcaldía de El Bagre, al igual que contra un político que buscaba un escaño en el concejo de esta misma población antioqueña, registrados la semana pasada.

Las FARC también han proferido amenazas contra la dirigente conservadora Liliana Rendón.

Las acciones de esta guerrilla se producen el mismo día en que se hizo público un comunicado en el que abogan por una salida "civilizada" al conflicto armado colombiano.

En el documento, los rebeldes reiteran su propuesta de un canje de guerrilleros presos por militares y soldados que tienen secuestrados, entre ellos algunos que llevan más de 12 años en las selvas colombianas.

El Gobierno de Colombia reiteró a las FARC su rechazo a un intercambio humanitario, señalando que "es un tema superado", e insistió en que los rebeldes deben dejar libres a todos los secuestrados.

El ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, indicó que el canje "no es una opción" y que "el tema del intercambio está cerrado para el Gobierno".