El Gobierno de Chile sostuvo hoy que prestará toda la colaboración a la investigación que lleva el Ministerio Público en torno a posibles irregularidades en el proceso de compra de cuatro fragatas a Holanda para la Armada en 2004.

"Cuando nos sea requerido, vamos a prestar toda la colaboración que corresponda, todos los antecedentes que puedan existir en el Ministerio de Defensa o en la Marina conforme a nuestra política de transparencia en esta materia", precisó el ministro de Defensa, Andrés Allamand.

Según fuentes consultadas por Efe, la Fiscalía Oriente investiga el pago de 500 mil dólares al exoficial Juan Tapia Villalón por una supuesta asesoría en el acondicionamiento de estas naves.

Este pago habría sido descubierto cuando se analizaron las cuentas de Guillermo Ibieta, cuya empresa es investigada con anterioridad por el caso de los tanques Leopard I adquiridos para el Ejército.

Frente a esta investigación de posibles irregularidades en la compra de las cuatro fragatas holandesas, el titular de Defensa destacó la "política de transparencia" de su ministerio y recordó que la adquisición se efectuó bajo el Gobierno de Ricardo Lagos (2000-2006), en el 2004.

En tanto, la Armada, a través de un comunicado señaló este lunes que prestará toda su colaboración a la investigación que se lleva adelante a través de los conductos regulares pertinentes, una vez recibida las solicitudes desde los organismos que están realizando dicha investigación.

"Cabe destacar que este proceso cumplió con todos los estándares y requisitos establecidos por la Ley y, hasta el momento, la Marina no ha recibido requerimiento para la entrega de antecedentes relacionados con esta adquisición celebrada en 2004", precisó el comunicado.

Royal Schelde fue el astillero que acondicionó las naves bautizadas como "Blanco Encalada", "Almirante Riveros", "Capitán Prat" y "Almirante Latorre", de las cuales la última fue entregada en 2007.