Los hijos del expresidente egipcio Hosni Mubarak, Gamal y Alaa, fueron interrogados hoy de nuevo en la prisión cairota de Tora, donde están detenidos, y revelaron datos confidenciales de sus cuentas bancarias.

Según la versión digital del diario estatal "Al Ahram", Gamal y Alaa, fueron cuestionados por el cargo de enriquecimiento ilícito y firmaron documentos en árabe, inglés y francés que revelan datos secretos sobre sus cuentas en bancos dentro y fuera de Egipto.

Ambos son sospechosos de obtener ganancias ilegales aprovechando la posición de su padre, ya que consiguieron puestos relevantes en compañías egipcias y extrajeras con los que consiguieron grandes fortunas.

Se espera que los dos hijos del exjefe de Estado presenten nuevos documentos para aclarar las fuentes de su riqueza y propiedades como palacios, villas y terrenos.

Por otro lado, el viceministro de Justicia encargado del cuerpo de Enriquecimiento Ilícito, Asim al Gohary, decidió hoy prorrogar la detención de Alaa, hijo mayor de Mubarak, por otros 15 días.

Mubarak y sus hijos están inculpados de abuso de poder y enriquecimiento ilícito, así como de estar implicados en el ataque contra los manifestantes durante la revuelta popular que forzó la renuncia del entonces presidente, el pasado 11 de febrero.

La primera orden de arresto fue decidida por la Fiscalía el 13 de abril pasado y afectaba tanto a Mubarak, ingresado en un hospital por una crisis cardiaca, como a Alaa y Gamal.